Más de doscientas personas recrean cómo fue la vida en la posición de Fonz durante la Guerra Civil en la I Trinchera Viva

Más de doscientas personas llegadas de distintas localidades de Aragón y Cataluña han recibido hoy en Fonz una curiosa y amena lección de historia con la recreación realizada en torno a la Guerra Civil y con la que el Ayuntamiento mediocinqueño ha dado a conocer la ruta turística creada en la posición artillera que formó parte de la Línea del Cinca.

La climatología ha acompañado y ello ha hecho que los pases de las visitas teatralizadas, cuya puesta en escena ha desarrollado el Grupo de Primera Línea en colaboración con Voluntarios de Fayón, se llenaran de público. Al igual que ha ocurrido con la visita guiada ofrecida por el GRIEGC (Grupo de Recreación e Investigación de Espacios de la Guerra Civil) que ha contado con un centenar de asistentes aproximadamente. El GRIEGC ha colaborado con el Ayuntamiento de Fonz desde 2017 para recuperar antiguas posiciones y documentarlas, paso previo a la creación de esta ruta que se viene a sumar a los atractivos turísticos de la villa renacentista. La creación de esta ruta y las acciones desarrolladas este año, incluida la I Trinchera Viva celebrada el domingo, ha sido posible gracias a la subvención para la recuperación de la memoria democrática que concede la Diputación Provincial de Huesca.

La I Trinchera Viva comenzaba a las 11.00 y terminaba pasadas las 14.30. A través de varios pases, los recreacionistas han mostrado cómo pudo ser la vida en esta posición artillera construida por el Ejército Republicano y la Generalitat de Cataluña a comienzos de la Guerra Civil como retaguardia al frente de Huesca. La Línea del Cinca fue la estructura defensiva más importante construida en Aragón por la República. Constaba de más de 30 posiciones entre Boltaña y Horta de Sant Joan (Tarragona). En esos pases se ha abordado la militarización de las milicias anarquistas, que pasaron a ser el Ejército Popular de la II República, la relación que hubo durante el conflicto con la población civil, las comunicaciones, el sabotaje entre bandos,  la huida del bando republicano una vez que las tropas nacionales cruzaron el río Cinca en su ofensiva hacia Cataluña, y la llegada del bando sublevado a Fonz.

En el entorno de la ermita de San José, donde se encuentra esta posición, se han establecido distintos escenarios con materiales de época: armamento, sistemas de comunicación, puestos de mando, de vigilancia, … que han despertado la curiosidad de los asistentes.

La recreación ha servido también para abordar uno de los episodios más trágicos de nuestra historia reciente desde un punto de vista meramente histórico y conciliador. “Las guerras civiles son el fracaso de una sociedad. Debemos de recordar este episodio para no repetirlo, aprender lecciones, hablar de lo sucedido con normalidad y ser tolerantes tengamos la ideología que tengamos”, ha explicado Antonio Ramos, secretario de Primera Línea. Asimismo ha valorado la buena acogida de la I Trinchera Viva y su deseo de que tenga continuidad.

Una intención que también ha recalcado la concejal de Cultura, María Clusa, muy satisfecha por la gran respuesta de público “que ha superado nuestras perspectivas ampliamente. Ha sido un broche de oro a un año en el que hemos seguido potenciando esta ruta recién creada y un paso más en nuestro deseo de convertir a Fonz en una referencia de turismo cultural y de naturaleza”.

Cabe recordar que además de esta recreación a lo largo de este año se ha invertido en mejoras en la ruta de la Línea del Cinca, colocando más señales y paneles interpretativos, adecuando las bocas artilleras mediante un campo de trabajo realizado por Down Huesca, llevando a cabo visitas guiadas o creando una app para visitar de forma virtual y mediante 3D y realidad aumentada las galerías subterráneas excavadas en 1936 para construir esta posición artillera, una de las más significativas de toda la Línea del Cinca.

Fonz inicia el sábado 28 sus visitas guiadas a la posición defensiva en la Línea del Cinca de la Guerra Civil

Los interesados en conocer el patrimonio histórico relacionado con la Guerra Civil y más concretamente la Línea del Cinca pueden hacerlo este sábado 28 de septiembre en Fonz de la mano del GIREGC (Grupo de Recuperación e Investigación de Espacios de la Guerra Civil). A partir de las 11.00 y con acceso gratuito comenzará la primera de las visitas guiadas que el Ayuntamiento de Fonz, gracias a una subvención de la Diputación Provincial de Huesca, tienen previsto llevar a cabo en otoño al que fuera un importante emplazamiento artillero dentro de esta red defensiva de retaguardia, la más extensa construida por el Ejército republicano en el Frente de Aragón (Llegaba desde Horta de Sant Joan –Tarragona- hasta Boltaña recorriendo el río Cinca).

La visita se iniciará en el mirador de Santa Bárbara junto a la ermita de San José y transitará por la ruta creada hace un año dentro de las ayudas concedidas por la Diputación Provincial de Huesca para la recuperación de la memoria histórica. Para acceder al mirador de Santa Bárbara desde la plaza Mayor hay que tomar la calle Codera (junto al palacete de los Gómez de Alba) y seguir recto hasta topar con  un sendero que conduce a la ermita.

La duración de la visita será de 1 hora y media aproximadamente, durante la cual se recorrerá las posiciones más significativas, en las que se colocaron paneles interpretativos para ofrecer información de interés al visitante. El observatorio, la zona de trincheras, o las bocas de acceso a la red de túneles que albergaba la posición artillera que controlaría el avance del ejército franquista hacia Monzón y Estadilla.

Estas galerías están cerradas al público dada la peligrosidad de las mismas ya que algunos tramos han sufrido desprendimientos con el paso de los años. No obstante, el Ayuntamiento va facilitar su visita de forma virtual a través de una aplicación desarrollada por la empresa HP Lab  [Laboratorio de Desarrollo, Historia y Patrimonio de la Universidad de Zaragoza] en la que se recreará cómo fue ese emplazamiento durante la contienda civil. La presentación de esta aplicación será el sábado 9 de noviembre y coincidirá con una nueva visita guiada al emplazamiento.

Antes se realizará una recreación histórica el 19 de octubre con el grupo Voluntarios de Fayón que escenificarán cómo era una jornada en el frente de Aragón en esta posición defesnvia. Coincidiendo con esta recreación el GRIEGC llevará a cabo otra visita guiada.

Estas actividades se suman a otras realizadas a lo largo de este verano como la celebración de un campo de trabajo por parte de Down Huesca con jóvenes con discapacidad intelectual de Aragón y Cataluña y que permitió acondicionar una de las baterías artilleras y colocar sacos terreros.

Además el GRIEGC ha seguido trabajando en el estudio de la zona y ha elaborado dos paneles interpretativos nuevos que se instalarán en próximos días, al igual que se colocarán nuevas señales para marcar el recorrido de la ruta.

La Línea del Cinca de Fonz

Fonz formó parte de la Línea del Cinca, un entramado de defensas construidas por el Gobierno de la II República durante la Guerra Civil en 1937 para repeler el ataque de las tropas franquistas en el frente de Aragón. La Línea del Cinca incluía refugios antiaéreos, nidos de ametralladoras, cañoneras y trincheras que aparecen diseminados a lo largo de este río desde el Pirineo hasta Tarragona. En el caso de Fonz, estas defensas destacan por su grandes dimensiones ya que además de las trincheras y nidos de ametralladoras en la localidad se construyó una red de túneles excavados en la roca en los cuales se colocaban cañones que apuntaban hacia el río y la antigua carretera nacional a Monzón, para evitar el avance de las tropas rebeldes.

Estos vestigios se encuentran en la parte alta de la villa foncense en el entorno de la ermita de San José y del mirador de Santa Bárbara, recuperado hace escasos años por el Ayuntamiento como zona de esparcimiento natural.